DIONISIOS

Dios de la vid y el vino. Podía manisfestarse como león, toro y serpiente. La versión más difundida señala que sus progenitores fueron Zeus y Sémele, hija del rey Cadmo de Tebas. Hera, celosa de la nueva amante, se hizo pasar por una anciana vecina que aconsejó a Sémele pedirle a su amante que se mostrara en su forma original, ya que Zeus aparecía disfrazado de mortal. Ante la negativa de Zeus, Sémele le prohibió la entrada a su lecho. Zeus, furioso, mató con un rayo a su amante. Salvó al feto de seis meses que Sémele había concebido y lo guardó dentro de su muslo para que terminara de gestarse. Por esta razón se le llama “el nacido dos veces” o “hijo de la doble puerta”. Una vez nacido, Hera lo persiguió para matarlo, por lo que Zeus ordenó a Hermes transformar temporalmente a Dionisios en chivo, siendo criado por las ninfas Macris, Nisa, Erato, Bromia y Bacque en una cueva del monte Nisa. Allí Dionisios inventó el vino.  En Tebas invitó a las mujeres a participar de sus orgías en el monte Citerón. Penteo, rey de Tebas, ordenó su detención junto con las Ménades (bacantes). Estas, desfrenadas por el vino y el éxtasis religioso, decapitaron y se comieron crudo al rey. Entonces en toda la región Beocia (Tebas) se reconoció su divinidad. Al movilizarse en barco, unos piratas que pretendieron venderlo como esclavo en Asia fueron derrotados por él: primero, hizo crecer una vid en la cubierta del barco que se extendió por el mástil, mientras la hiedra se enroscaba en los aparejos, luego transformó los remos en serpientes y él mismo convirtiose en león, llenando el bajel de monstruos y sonido de flautas. Los piratas aterrorizados saltaron por la borda y se transformaron en delfines. En Naxos conoció a Ariadna -que había sido abandonada allí por Teseo- casándose con ella. Tuvo seis hijos con ella: Enoipón, Toante, Estáfilo, Latramis, Evantes y Taurólopo. En Argos castigó a Perseo por oponerse a su culto: enloqueció a las mujeres argivas que se comieron crudos a sus hijos. Perseo, para aplacar su ira le erigió un templo. Tras instaurar su culto en todo el mundo, Dionisios ascendió al Olimpo y sentándose a la derecha de Zeus.

Comments
One Response to “DIONISIOS”
  1. José María Valmisa dice:

    ¿Alguien me puede indicar dónde encontrar las posibles influencias del mito de Dionisios-Baco en la literatura latinoamericana y española? Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: