AFRODITA

Diosa del deseo, la seducción y la belleza. Su origen según algunas versiones fue la espuma que rodeaba los genitales de Urano cuando Crono, después de castrarlo, los arrojó al mar. Su nombre significa “la nacida de la espuma”. Otras versiones indican la paternidad de Zeus y Dione. Una tercera fuente señala que nació espontáneamente de la espuma de mar sobre una concha de mar, arribando a la isla de Citera y luego a Chipre, razón por la cual es llamada “la chipriota”. Todas las versiones coinciden en que inicia su vuelo acompañada de palomas y gorriones.  Estas aves eran considerados animales lascivos y los mariscos, alimentos afrodisíacos. Ella poseía un ceñidor mágico que guardaba en su seno y que era el secreto de su atractivo sobre todos los dioses y hombres que la tuvieran cerca. Zeus la entregó en matrimonio a Hefaisto, dándole tres hijos: Fobos, Deimos y Harmonía, que eran realmente hijos del amante, Ares. Hefaisto los descubrió y castigó. Luego tuvo una fugaz relación con Hermes, que con su elocuencia la conquistó, naciendo Hermafrodita, un ser de dos sexos. En el juicio sumario que se le hizo a los amantes, Poseidón los favoreció y en agradecimiento Afrodita le dio dos hijos: Rodo y Herófilo. A pesar de todo, Hefaisto no se divorció de ella, ya que estaba muy enamorado. También yació en el lecho con Dionisios a quien dio un hijo deforme: Príapo, con los genitales atrofiados, castigo de Hera a la promiscuidad de Afrodita.  Zeus, a pesar de estar tentado, nunca tuvo contacto con ella, pero para vengarse de los deseos que le daba, hizo que ella se enamorara perdidamente de un mortal: Anquises, rey de los dárdanos, con quien, haciéndose pasar por una princesa mortal, se acostó una noche, revelando su identidad al amanecer e indicándole que el hijo que tuvieran sería famoso. Este hijo fue Eneas a quien protegía en batalla como se refiere en la Iliada (Canto V), donde es herida en la mano por Diomedes al tratar de defenderlo. Ante la afirmación del rey Cíniras quien decía que su hija Esmirna era más bella que Afrodita, la diosa hizo que ambos engendraran un hijo. El rey -que fue engañado para este propósito- al enterarse quizo matar a su hija, siendo esta tranformada por la diosa en árbol de mirra que inmediatamente fue cortado en dos mitades por la espada del padre. De este árbol nació Adonis. El recién nacido fue escondido en un cofre por Afrodita siendo el mismo entregado en custodia a Perséfone que abrió el cofre enamorándose de Adonis. Ante el reclamo de Afrodita ante Zeus, se dictaminó que debían compartirlo por temporadas. Afrodita se sirvió de su ceñidor para atraerlo y sacar ventaja. Advertido por Perséfone, Ares, amante de Afrodita, se sintió ofendido de que prefiriera a un mortal afeminado y transfigurándose en jabalí, lo mató en una cacería en el monte Líbano. En la Iliada ella aparece como parcial de los troyanos por su hijo Eneas y por su protegido dilecto que era el príncipe troyano Paris a quien brindaba protección desde que este la había hecho la vencedora en el concurso de belleza que definió la propiedad de la Manzana de Oro –que apareció en la boda de Peleo y Tetis por obra de Eris- y que durante años se habían disputado Atenea, Hera y la misma Afrodita. En el duelo que sostuvo con Menelao, Paris había salvado la vida gracias a Afrodita que, sacándolo del lugar del duelo lo llevó en una nube hasta la ciudad de Troya, haciendo que Helena lo reconforte en el lecho (Canto III).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: