Falleció el escritor y catedrático sanmarquino Carlos Eduardo Zavaleta

Las Letras peruanas están de luto. Ha fallecido el día de hoy, 26 de abril de 2011, el profesor Carlos eduardo Zavaleta, a la edad de 83 años. Catedrático de la EAP de literatura en pre y posgrado, por su cátedra han pasado innumerables generaciones de estudiantes, entre los que me incluyo, cuando llevé con él los cursos de Literatura Norteamericana I y II entre los años 2002 y 2003.

El profesor Carlos Eduardo Zavaleta, natural de Ancash, ingresó muy joven a la Decana de América, a la Facultad de Medicina de San Fernando de San Marcos.  Pero siendo alumno de primer año, se animó a participar en un concurso de novela, que ganó, siendo este aliciente suficiente para hacer traslado a la Facultad de Letras, donde se tituló con una tesis sobre la novelística del Premio Nobel norteamerciano William Faulkner. Se doctoró en 1958, año en que también ingresó a la cancillería. Fue miembro de número de la Academia Peruana de la Lengua.

Desde el comienzo de su carrera, Zavaleta fue considerado como un innovador de las técnicas narrativas y difundió la obra de autores extranjeros tanto en la suya propia como en las aulas docentes. Integra la Generación del 50, junto a Enrique Congrains y Julio Ramón Ribeyro.

Publicó los libros: El cínico (1948 ), El Cristo Villenas (1954), Los Ingar (1955), Los Presentes (1956), Unas manos violentas (1958), Vestido de luto (1961), Muchas caras del amor (1966), Niebla cerrada (1970), Los aprendices (1974), El fuego y la rutina (1975), Un día en muchas partes del mundo (1979), Retratos turbios (1982), La marea del tiempo (1982), Un herido de guerra (1985), Un herido de guerra. La marea del tiempo (1987), El cielo sin cielo de Lima (1987), Unas cuantas ilusiones (1992), Un joven, una sombra (1992), El padre del tigre (1993), Campo de espinas (1995), El precio de la aurora (1997), Cuentos completos (1997), Pálido pero sereno (1997).

Carlos Eduardo Zavaleta fue un escritor que ha tenido gran influencia en la evolución posterior de la narrativa en el Perú. Gran lector de Faulkner y de James Joyce, el profesor Carlos Eduardo Zavaleta introdujo las nuevas técnicas del relato en nuestro medio, principalmente el monólogo interior. Con este nuevo instrumental se dedicó a renovar la narrativa en el Perú, siendo, como profesor y lector crítico de sus primeros textos, una de las primeras influencias sobre el joven Mario Vargas Llosa, quien fue uno de los primeros en asimilar las innovaciones que estudió y aplicó Zavaleta en la narrativa peruana.

Al recibir Vargas Llosa, hace unos años, el Doctorado Honoris Causa por San Marcos, Zavaleta dijo en el discurso protocolar: “Mario ha hecho lo que todo maestro desea de su discípulo: me ha superado”.

Descanse en paz, Maestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: