Velázquez después de Velázquez

 

Se ha publicado en la web la reedición de la exposición virtual publicada originalmente en 2003 y dedicada a recoger la labor de los grabadores españoles, franceses y flamencos de los siglos XVII al XIX inspirada en las obras de Diego Velázquez de Silva. Las pinturas de Velázquez circularon por Europa y se popularizaron gracias a esta labor de grabado de Las meninas, La rendición de Breda, Las hilanderas o los numerosos retratos de los personajes de la corte madrileña de los Austrias.

“Las Meninas” es una pintura al óleo sobre un lienzo de 3,18×2,76 metros, de estilo barroco y que actualmente se conserva en el Museo del Prado en Madrid. En esta pintura se representa a La Infanta Margarita (hija de los reyes de España) con sus damas de compañía (meninas).


En un esfuerzo conjunto, el Instituto Cervantes y Calcografía Nacional han trazado una serie de proyectos expositivos que se proponen tanto revisar el grabado histórico como mostrar las técnicas más innovadoras que hacen uso de la manipulación digital con el objetivo de ofrecer al público una ocasión de profundizar en el conocimiento de la obra gráfica y en las sugestivas técnicas de la estampación.

La exposición Velázquez después de Velázquez, tiene un valor doble ya que, por un lado, presenta una serie de grabados que se inspiran en las principales pinturas de este ilustre artista sevillano y, por otro, nos revela la importancia del elenco de artistas-grabadores de finales del s. xviii al s. xix así como sus diferentes técnicas y estilos, desde los más academicistas hasta el lenguaje más moderno de artistas como Goya.

Don Gaspar de Guzmán, conde duque de Olivares 1634 - 1635 Lienzo. 3,13 x 2,39 Museo del Prado, Madrid.

Con esta exposición queremos mostrar la interpretación de las pinturas de Velázquez a través del trabajo de otros artistas, algunos franceses y flamencos, que utilizan el lenguaje del grabado en la España barroca.

Esta exposición trata, en definitiva, de reivindicar el importante papel del grabado, que en su momento tuvo la doble finalidad de servir como propaganda real de la monarquía ilustrada de los Borbones difundiendo su espectacular colección de pintura, y a la vez de ejercer como medio de transmisión e impulsión de modelos e influencias en el ámbito artístico. En la actualidad cumple todavía esta función, como medio difusor del lenguaje y la materia artística facilitando su accesibilidad a todo el público.

La fábula de Aracne ("Las hilanderas"). 1657. Diego Velázquez Óleo sobre lienzo. Medidas: 220 x 289 cm. Museo del Prado. Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: