HEFAISTOS

Es el dios herrero dotado de gran fuerza en sus brazos y hombros. Todas sus obras estaban hechas con una habilidad insuperable. Tenía mal carácter y era feo. En la Iliada (Canto XVIII), se relata que al nacer su aspecto esmirriado y poco agraciado disgustó a su madre Hera, quien lo arrojó del Olimpo al mar donde fue rescatado por Tetis y en cuya gruta submarina creció, instalando su primera fragua en ese mismo lugar. Esta es la razón de su condescendencia hacia Tetis al preparar la nueva armadura de su hijo Aquiles. Al enterarse de que su madre lo había despreciado, decidió, primero asegurarse de esa información y luego vengarse de ella. En la fragua que se le concedió en el Olimpo forjó un trono de oro que regaló a Hera. Al sentarse en él, Hera quedó aprisionada por un mecanismo especial y su hijo no la soltó hasta que confesó y le pidió perdón por haberlo arrojado del Olimpo por ser feo. Luego se reconcilió con ella, a tal punto que reclamó airadamente a Zeus el haberla colgado de las muñecas con yunques en cada pie por la revuelta que la diosa había organizado. Ante esto, Zeus lo lanzó por segunda vez del Olimpo, cayendo en la isla de Lemmos. Si bien sanó con ayuda de los habitantes de la isla, con el impacto se quebró las dos piernas y quedó cojo para siempre: sólo pudo movilizarse en muletas cuando Zeus lo perdonó y volvió a ocupar su lugar en el Olimpo. En la Iliada (Canto I) se menciona esto cuando Hefaisto consuela a su madre por la negativa de Zeus a declarar cual era su voluntad respecto a la Guerra de Troya ya que la madre de Hefestos intuía que Zeus iba a favorecer a Tetis permitiendo la derrota de los aqueos. Le dieron como esposa a Afrodita, quien constantemente lo engañaba con otros dioses y mortales, pero sobretodo con el dios Ares, quien con su  presencia opacaba al dios herrero, que aparte de cojo era deforme. En la Iliada aparece como parcial de los aqueos (Canto XX) cuando por pedido de su madre, ayuda a Aquiles a luchar contra el río Janto, que pretendía matar al héroe griego para defender a los troyanos. Hefaisto activó todos sus hornos al mismo tiempo y empezó a quemar la llanura haciendo que el Janto desistiera de su propósito.

Comments
One Response to “HEFAISTOS”
  1. F.D.M. dice:

    Me ha encantado lo detallado que esta entrada sobre Hefaisto.
    Un saludo del espartano Martín (Kratos)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: